sábado, 20 de diciembre de 2008

Exposición Joan Abelló. Sitges



LAS PINTURAS EXPRESIONISTAS DE JOAN ABELLÓ EN LA GALERÍA PAU D`ARARA




La exposición se inaugura el sábado 20 de diciembre y se podrá visitar hasta el día de Reyes. Joan Abelló i Prat nació en Mollet del Vallès (Barcelona) en el año 1922. Hombre discreto y generoso, continúa hoy en día pintando y queriéndonos ofrecer, tela tras tela, un estilo majestuoso que él mismo ha bautizado como "explosivismo", que es también su filosofía de vida.

Nacido en una familia de condición humilde, además de ser un artista de referencia del panorama artístico de nuestro país, Abelló se ha convertido en uno de los más importantes coleccionistas catalanes de arte del siglo XX. Hizo donación al Ayuntamiento de Mollet del Vallès de su fondo de arte, compuesto por varios miles de obras, y creó la Fundación Municipal que inauguró el Museo Joan Abelló en 1999.

Considerado hoy, junto a Joaquín Mir, como uno de los grandes paisajistas que ha dado la pintura catalana, la obra de Joan Abelló tuvo unos orígenes autodidactas en los que pronto se supo guiar por el ejemplo de artistas como Carlos Pellicer, Pere Pruna y el propio Joaquín Mir, pero en este caso sólo a través de sus pinturas. Siempre que ha tenido ocasión ha reconocido la importante influencia que estos tres artistas tuvieron en la evolución inicial de su pintura. Aunque ha querido aprender de todos los estilos y de todos los autores. Como diría Félix Bentz, el mayor estudioso de su obra, "En este camino, Abelló abrió nuevos horizontes y renovó radicalmente el género del paisaje al que, desde la experimentación permanente, ha sabido dotar de una renovada plasticidad, una expresión y un sentimiento radicales e, incluso, cierta extravagancia."

En 1940 hace su primera exposición en Mollet del Vallès. En 1941 estudia en la Academia Baixas y en el Real Círculo Artístico de Barcelona, institución que hoy en día preside. En 1944 fue discípulo del mencionado Pere Pruna, trabajando con él durante dos años en su estudio. Pruna le enseñó la técnica del mural y del grabado. En 1945 expone su obra en Barcelona y aprende restauración en el taller de Miracle. En 1946 empezó a trabajar en el estudio de Carlos Pellicer y estuvo con él durante catorce años.

Abelló ha viajado por todo el mundo y ha trabajado en paises como Holanda, Suiza, Inglaterra, Bélgica, Italia, Francia, Isla de Man, París… En los años sesenta regresa a Mollet, donde se interesa de nuevo por los paisajes del Vallès y del Mediterráneo, pero no abandona los grandes viajes, y a los 70 años empieza una vuelta al mundo que lo conducirá a Marruecos, Egipto, Costa de Marfil, India, Tailandia, Brasil, la Isla de Pascua, como si sus raíces lo empujaran a extender sus ramas hacia todo el universo. En estos viajes se inspira para nuevas creaciones.

Expone en Londres (1969), en París (1979), en Nueva York (1982), en Moscú (2000), etc… En el 2002, recibe el diploma e insignia como académico de la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi (Barcelona). Sus obras están expuestas en numerosos museos alrededor del mundo. Un artista cosmopolita y viajero que mantuvo una estrecha relación con artistas como Picasso y Dalí. Mantiene viva la actitud experimental y la búsqueda de nuevos caminos de expresión plástica que han caracterizado su obra a lo largo de los últimos setenta años.

Las obras seleccionadas dan cuenta del vigor y originalidad de uno de los pintores más emblemáticos de nuestro país, creador incansable que transforma el paisaje en materia pictórica a partir del trazo y el color, y que ha experimentado en su extensa trayectoria los más diversos estilos, movimientos e iconografías del universo pictórico mundial. La obra de Abelló forma parte de las colecciones de galerías, coleccionistas y museos de todo el mundo. Entre sus exposiciones internacionales más importantes, cabe destacar las realizadas en el Museo de Arte Moderno de Barcelona, el Museo Ashmolium Oxford, Museo Duglas de Isla de Man, Museo del Vaticano de Roma o The Courtauld Collection de Londres. Asimismo Joan Abelló ha sido protagonista en más de veinticinco libros, dedicados en exclusiva a la obra del autor catalán.
Texto: Francisco Lara Mora
En palabras del crítico Ramón Faraldo "llevaba los estigmas del color en el alma del autor", cuyo "pincel emplea como hacha, como llave o como caricia, según se siente humanamente cautivo o humanamente enamorado".

Texto: Francisco Lara

P.S.: Joan Abelló murió el 25 de diciembre de 2008.