viernes, 25 de julio de 2008

Exposición David Rodríguez. Sitges








DAVID RODRÍGUEZ

EXPONE SUS EXCEPCIONALES RETRATOS EXPRESIONISTAS EN PAU D`ARARA


Hasta el próximo quince de agosto se puede visitar la muestra del joven artista catalán, nacido en 1973. David Rodríguez expone en la galería de la calle Major-9 una serie de retratos de gran formato, realizados con acrílicos sobre tela. Se trata de imágenes expresionistas realizadas en blanco y negro con una variada gama de grises.

Los rostros de David R. representan un interesante estudio sobre el paisaje exterior, que va tomando forma con los años y las experiencias, conformando una variada orografía que nos abre al paisaje interior, lo menos explorado, lo más inquietante y de alguna manera las claves del espíritu que se hayan tras la imagen exterior de las personas.

Las obras, de una envergadura aproximada a los dos metros, nacen de unos estudios previos que el autor realiza con carboncillo sobre papel, que posteriormente plasma sobre el lienzo en sesiones que nunca exceden de un par de horas por pieza.

En sus trabajos previos a los que ahora presenta en Sitges, el artista, realizó una interesante serie de autorretratos; que le han proporcionado la soltura que ahora muestra en Sitges, donde expone por primera vez. Su obra muestra una interesante afinidad y proximidad con la del artista jienense Santiago Ydañez, en la actualidad afincado en Berlín.

David Rodríguez vive y trabaja en Sabadell, donde comparte estudio –una nave industrial- con un grupo de artistas de la localidad. En su biografía destaca la selección en la bienal "Mollet Art 2005", concurriendo en la posterior exposición en el Museo Joan Abelló de Mollet del Vallés (Barcelona), y su participación en la Feria Internacional ART MIAMI 2006, compartiendo espacio con el artista norteamericano Matt Lamb, el cubano José Manuel Fors, el chileno afincado en Sitges Nicolás Cabrera y la escultora catalana Elisa Arimany.

Esta primera exposición de David Rodríguez en Sitges es una buena ocasión para contemplar los inquietantes rostros. Algunos salidos de filmes tan legendarios como el El Acorazado Potemkin ( Dr. Mabuse).

Texto: Francisco Lara Mora