sábado, 23 de agosto de 2003

Exposición José Portilla. Segovia














RELACIÓN, ORDEN, AGITACIÓN

Cada uno pone orden en su casa o debe ponerlo. Pero también cada maestrillo tiene su librillo en cuanto al método. Cada hombre es un mundo y cada mundo es un método, pues hasta los "sin método" tienen su particular organización (todos buscamos comprensión y equilibrio, Y así nos manifestamos exteriormente; solamente se muestran disociados los enfermados de la mente).

José Portilla es un artista plástico que tiene el mérito -y la honradez- de trabajar con muy pocos elementos formales y colorísticos. Digamos la despensa art´sitica de Portilla es sobria, pero siempre ordenada con bastante claridad. Abundan allí los cuadrados, los rectángangulos, y no muchas más formas geométricas (también ocurre así con la obra de Paul Klee, Mondrian o Ian Scully).

Rara vez aparece en la obra de Portilla algún asomo de figuración, y cuando tal ocurre, suelen ser sugerencias de vegetales o flores. Un aspecto importante en la composición de estos cuadros es la importancia que el artista da a la materia que emplea, a su partículas "cocina": aplica tramas, raspaduras, incisiones, salientes, arenas y calidades bien incorporadas y ensambladas, con el correspondiente peligro que tiene abusar de todas estas veladuras, detrás de las cuales está el abismo de lo "decorativo" sin más, lo fácil, gran enemigo de la obra de arte que se aspira a que se sostenga sola. Realmente esto no ocurre con José Portilla, que se muestra imaginativo y creativo dentro de lo suyo. Pero el riego está ahí señalado.

Texto: Antonio Madrigal (EL ADELANTADO DE SEGOVIA/20 de septiembre de 2003)